Misterios

The Buzzer, la radio fantasma

Pasaron más de 40 años desde que alguien detectara por primera vez una rara frecuencia a 4.625kHz. Es un zumbido, que se repite incansablemente 30 veces por minuto, todos los días del año. Nunca descansa.

¿Dónde se encuentra el Zumbador?

Desde unas rejas oxidadas y solitarias, hay una colección de torres de radio, edificios abandonados y líneas eléctricas, rodeados de una muralla de piedra, en un bosque al norte de Moscú, una misteriosa estación de radio de onda corta transmite día y noche.

Durante al menos la década previa a 1992, transmitió casi nada más que pitidos; después de eso, cambió a zumbidos, generalmente entre 21 y 34 por minuto, cada uno con una duración aproximada de un segundo.

Muy raramente, cada pocas semanas, una voz masculina rompía la monotonía recitando breves secuencias de números y palabras, a menudo cadenas de nombres rusos: ” Anna, Nikolai, Ivan, Tatyana, Roman”.

Pero el resto del tiempo al aire está lleno de una serie constante, casi enloquecedora, de tonos inexplicados.

Se decía que la señal emanaba de los terrenos de un voyenni gorodok (mini ciudad militar) cerca del pueblo de Povarovo. En medio de una zona pantanosa en Rusia, no lejos de San Petersburgo.

Esa siniestra locación es el centro de un misterio que se remonta a la época de la Guerra Fría. Se cree que es la sede de una estación de radio, “UVB-76“, que nadie sabe quién dirige.  Es conocida popularmente como The Buzzer (El Zumbador).

El Zumbador - Ubicación
El lugar desde el que emitía, Povarovo, a unos 40 kilómetros al noroeste de Moscú. Ya no esta allí.

Transmisiones fantasmales

Si bien se desconoce fehacientemente cuando comenzaron sus emisiones, parece ser que fue en 1976 la primera vez que se reparó en sus zumbidos. Un día de ese año, alguien sintonizó la frecuencia 4.625kHz en su receptor de onda corta y pudo oír un pitido de 2 segundos de duración que se repetía de manera continua.

La noticia del descubrimiento comenzó a extenderse entre los entusiastas de la onda corta que se preguntaban cuál sería el fin de una emisión así.

La emisora continuó emitiendo la misma inquietante “programación” hasta comienzos de 1990, cuando cambió su repetitivo pitido por un zumbido de 0.8 segundos de duración. De manera constante, se emitía el zumbido unas 21 o 34 veces por minutos.

Durante el último minuto de cara hora, el zumbido cambiaba por un tono continuo que duraba todo el minuto.

ADICIONAL: Baja GRATIS el archivo ilustrativo del ZUMBADOR – LA RADIO FANTASMA

La “programación” volvió a sufrir cambios el 16 de enero de 2003, cuando se alargó la duración de los tonos que, además, pasaron a ser más agudos. Aunque, desde entonces, se ha vuelto a la señal anterior.

La emisora emitía, y sigue haciéndolo, las 24 horas del día con una potencia aproximada de 10 kW.

Pero no todos son pitidos y zumbidos, sino que es frecuente que se oigan conversaciones lejanas en ruso. Una de estas conversaciones se escuchó el 3 de noviembre del 2001: “Soy el 143. No recibo el oscilador“. A lo que siguió un “Esto es lo que la sala de operaciones está enviando“.

A las 21.58 del 24 de diciembre de 1997. Varias series cortas de pitidos sustituyeron al insistente zumbido y, al cabo de un momento, una mujer hablando en ruso anunció: “Ya UVB-76. 18008. BROMAL: Boris, Roman, Olga, Mikhail, Anna, Larisa. 742, 799, 14” (los nombres son del alfabeto fonético ruso, que sirve para deletrear). El mensaje fue repetido varias veces hasta que otra serie de pitidos marcó el fin y se volvió a la monotonía del zumbido.

IMPERDIBLE!!! VIDEO – 📻 THE BUZZER – UVB-76 La radio FANTASMA


Suscribete a nuestro canal de YOUTUBE!!!

Esta primera emisión hablada permitió averiguar el indicativo de la emisora, UVB-76, y el lugar desde el que emitía, Povarovo, a unos 40 kilómetros al noroeste de Moscú. Sin embargo, el propósito de la emisión continuaba siendo un misterio.

Una voz similar se pudo escuchar el 12 de setiembre del 2002, aunque muy distorsionada, lo que hizo muy difícil entenderla completamente. Lo que se pudo transcribir era algo así como “UVB-76, UVB-76. 62691 Izafet 36938270“.

No se volvió a escuchar ninguna otra voz hasta varios años después. Eran las 7.57 del 21 de febrero del 2006. Otra voz, extremadamente distorsionada, pero esta vez pudo grabarse: “75-59-75-59. 39-52-53-58. 5-5-2-5. Konstantin-1-9-0-9-0-8-9-8-Tatiana-Oksana-Anna-Elena-Pavel-Schuka. Konstantin 8-4. 9-7-5-5-9-Tatiana. Anna Larisa Uliyana-9-4-1-4-3-4-8“.

El 2 de septiembre de 2010 se pudo escuchar en la emisora un fragmento de la mítica sinfonía del Lago de los Cisnes de Tchaikovsky. Además, se podía percibir una voz femenina recitando números del 1 al 9, con un ritmo que parecía indicar un código Morse. Tras ello, se produjo un cambio de ubicación de la estación, abandonando su lugar original en Povarovo y adoptando una nueva localización.

La noche del 7 de septiembre, tenía preparado algo mas perturbador. A las 8:48 pm hora de Moscú, una voz masculina emitió un nuevo distintivo de llamada, “Mikhail Dmitri Zhenya Boris“, indicando que la estación ahora se llamaría MDZhB.

Esto fue seguido por uno de los mensajes típicamente nebulosos de UVB-76 (o MDZhB): “04 979 DRENDOUT” seguido de una serie más larga de números, luego “TRENERSKIY” y nuevamente números.

Hoy en día, el propósito de la emisora continúa siendo desconocido. Según algunos su misión es la de “transmitir órdenes a las unidades militares y a los centros de reclutamiento del distrito militar de Moscú“.

La teoría del interruptor de la mano muerta

 El espectro de la aniquilación nuclear estaba en la mente del público en ese momento. Además a principio de los años 80 existía un mayor estado de confrontación entre ambas superpotencias.

Lo rusos, tenían razones para creer que Estados Unidos usaría varias maniobras militares como una forma de enmascarar un ataque preventivo.

Aunque Rusia tenía un arsenal nuclear de tamaño comparable al de su enemigo estadounidense, el sistema de comunicación real para coordinar un ataque de represalia estaba mal implementado.

Este es el concepto básico detrás del Dead Hand Switch. Un código predeterminado enviado automáticamente a las estaciones de lanzamiento para garantizar que los misiles se disparen.

Una de las teorías detrás de la existencia de The Buzzer es que su zumbido constante significa ‘paz’. En caso de aniquilación nuclear, algunos creen que el Buzzer dejará de emitir y desencadenará el Armagedón.

teoría del interruptor de la mano muerta
Una de las teorías detrás de la existencia de The Buzzer es que su zumbido constante significa ‘paz’.

Reflexión Final

El misterio sigue en pie. ¿Quién creó la estación de radio UVB-76? ¿Cuáles eran sus objetivos?

Algunos dicen que son emisiones extraterrestres, otros una especie de broma, algún tipo de experimento para comprobar hasta donde el ser humano puede obsesionarse con algo que no es nada.

Los más sensatos apuestan por comunicaciones militares, pero debido a que no coinciden las fechas y que la estación existía 15 años antes de las primeras emisiones de voz, esto parece poco probable.

Hay algunos usos menos abiertos para la radio de onda corta. Aunque nunca se confirmó oficialmente, varias agencias de inteligencia lo usan para transmisiones clandestinas dirigidas a agentes ubicados en todo el mundo. Las llamadas estaciones numéricas aparecen regularmente en el espectro para transmitir cosas aparentemente aleatorias, como bloques de números mezclados con explosiones de música, líneas de poesía y similares.

El concepto no es nuevo. Antes del desembarco del Día D, por ejemplo, Radio Londres transmitió la primera estrofa del poema de Paul Verlaine, Chanson d’automne, para que la resistencia supiera que la invasión era inminente.

Hoy, The Buzzer, o UVB-76 o MDZhB sigue emitiendo. Pero su misterio continúa, ya que nadie sabe la razón de su existencia ni quien lo opera.

Agregar Comentario

Click aqui para más comentarios

Total
0
Share