Astrología China

Astrología china: el caballo

El caballo es un signo con ansias constantes de cambio. Son personas fogosas con una gran fuente de energía. Su posición dominante es el yang y tiene muchas cualidades para hacer cosas buenas con su vida y en lo que respecta a los demás.

Origen del caballo

En la carrera organizada por el Emperador de Jade, el caballo debía de haber llegado en sexto lugar. No obstante, cuando el Emperador ya escuchaba sus relinchos, la serpiente lo asustó y lo hizo caer. Eso provocó que esta llegase en sexto lugar y el caballo se convirtiera en el séptimo animal del zodíaco chino.

Los años del caballo

Las personas que pertenecen a años del caballo nacieron en los siguientes años: 2026, 2014, 2002, 1990, 1978, 1966, 1954, 1942, 1930, 1918.

La personalidad del caballo

Los que nacen bajo el signo de caballo suelen ser espíritus libres. Necesitan espacio suficiente para poder ser ellos mismos sin sentir presiones ni limitaciones de ningún tipo. Suelen ser personas estudiosas que lo dan todo y son fuertes para seguir los pasos que consideran necesarios para perseguir sus sueños. No son personas que suelan buscar fama y dinero. Por el contrario, lo que más los motiva es alcanzar el estado pleno de felicidad en que ser ellos mismos y haber llegado a convertirse en las personas que quieren ser. Esperan que otras personas sean tan veloces como ellos y suelen tener problemas para entender un accionar diferente por parte de los demás.

Muchas veces, las personas nacidas bajo el signo del caballo se sobreestiman. Esto puede ser algo positivo, debido a que son personas con alta autoestima, lo cual genera un mayor bienestar. No obstante, en ocasiones, puede llegar también a ser irritante para otras personas que pueden considerar que se trata de una actitud soberbia.

Compatibilidad

Uno de los signos con los que el caballo tiene mayor compatibilidad es el tigre, como así también el perro y la cabra. Estos pueden ser excelentes compañeros de vida. También se pueden llevar bien con el mono, el dragón, la serpiente, el conejo y el gallo, generando buenos momentos compartidos.

Incompatibilidad

Por su parte, no se considera adecuada una pareja entre el caballo y la rata, puesto que el primero puede ser considerado por esta como impredecible. Tampoco se lleva bien con el buey, que es una persona terrenal que no comprende mucho la bohemia y creatividad del caballo.

Cualidades del caballo

Podemos decir que una de las principales cualidades del caballo es que es una persona capaz para los negocios. Tienen facilidad para negociar cuando es necesario y lo que consideran justo y necesario. Son personas buenas para generar dinero. También son inteligentes en ello, sabiendo cuándo invertir y cuándo retirarse para proteger lo que tienen. No toman este tipo de decisiones a la ligera.

Quienes nacen en este signo suelen ser personas sumamente tenaces. Nunca se rinden cuando quieren algo y esto les puede traer enormes resultados. Son personas seguras y creativas y tienen un gran impulso que, a veces, puede contagiar a los demás y hacer que todos lo sientan también.

Debilidades del caballo

Cuando hablamos de los defectos del caballo, podemos decir que no es un signo que se desempeñe de la mejor manera en el amor. Esto se debe a que son personas muy unidas a su propia independencia y libertad, lo cual es en realidad algo positivo. No obstante, en ocasiones, pueden llegar a sentirse solos por la dificultad para generar vínculos amorosos sostenidos en el tiempo. No les es fácil encontrar personas en las que puedan cambiar y pueden tener problemas para generar relaciones profundas que trasciendan lo superficial.

El caballo en el amor

Las personas nacidas en signo de caballo se vuelven muy fogosas cuando se enamoran de una persona. Actúan todo el tiempo sin sentarse a pensar las cosas dos veces, por lo que arriesgan mucho cuando quieren estar con alguien. En este sentido, puede decirse que un lema de este signo es que todo vale en el amor. Al enamorarse, dan su corazón por completo a la persona que quieren y considerarán que es la persona más hermosa y especial en el planeta. Además, quienes salen con personas del signo caballo se divierten mucho puesto que se trata de personas que no gustan de la rutina y sí de generar momentos mágicos e irrepetibles todo el tiempo.

A pesar de lo mencionado con anterioridad, el caballo necesita sentir siempre que es libre. En ese sentido, no es una persona muy posesiva, por lo que puede generar relaciones libres basadas solamente en el amor y no en las reglas. No obstante, a veces, esta situación puede llegar a hacer que los vínculos se terminen. Los caballos detestan los celos y pueden sentirse ahogados por ellos. Son personas independientes y es probable que eviten los compromisos a largo plazo. Esto no quiere decir que no amen con honestidad. Los caballos aman con todas sus fuerzas cuando el amor llega, pero el amor intenso no es sinónimo de largo plazo para ellos.

El caballo en el trabajo

Algo que adoran los caballos es dirigir los proyectos que se les encomiendan. Son excelentes jefes en todos los ámbitos de la vida productiva. Son personas con iniciativa pero también con creatividad para generar distintos proyectos y son buenos para las innovaciones. Si hay algo con lo que se llevan mal los que nacen en signo caballo es la rutina. Por eso, se sienten especialmente cómodos en aquellas actividades laborales que no implican hacer exactamente lo mismo todos los días. Son buenos para dirigir y también para aquellos trabajos en movimiento, en los que hay que viajar y salir o en los que pueden acomodar sus horarios para hacer que cada día sea diferente.

Las cosas afortunadas del caballo

  • Número de la suerte: 2, 3 y 7
  • Colores de la suerte: verde y amarillo
  • Meses de la suerte: cuarto, noveno y duodécimo
  • Dirección de la suerte: suroeste, este y oeste
  • Días de la suerte: quinto y vigécimo
  • Flores de la suerte: jazmín y calla lily

Agregar Comentario

Click aqui para más comentarios

Total
0
Share