Noticias

Astrónomo de Harvard aseguró que el asteroide Oumuamua es «tecnología alienígena»

Oumuamua, el primer objeto interestelar descubierto, podría ser una nave extraterrestre de "una civilización alienígena"

El objeto interestelar que recibe el nombre de Oumuamua, avistado por científicos de un observatorio hawaiano en 2017, es el primer signo de vida inteligente más allá de la Tierra detectado en nuestro Sistema Solar.

Semejante afirmación la realizo Avi Loeb, director del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard, en su nuevo libro Extraterrestre: el primer signo de vida inteligente más allá de la Tierra que será lanzado a finales de este mes.

[the_ad id=»5012″]

En su obra, el principal astrónomo de Harvard expone la controvertida teoría de que nuestro sistema solar fue visitado de manera reciente por tecnología alienígena avanzada de una estrella distante.

Avi Loeb - Libro
Avi Loeb asegura en su libro que Oumuamua es el primer signo de vida inteligente más allá de la Tierra detectado en nuestro Sistema Solar Crédito: HMH Books

A finales de 2017, los científicos descubrieron un objeto que se elevaba a través de nuestro sistema solar interior, moviéndose tan rápido que solo podía venir de otra estrella.

Loeb, sorprendió a la comunidad científica indicando que no era un asteroide porque se movía demasiado rápido a lo largo de una órbita extraña y no dejaba rastro de gas o escombros a su paso.

Para el astrónomo, quien también dirige el Instituto de Teoría y Computación de Harvard, solo había una explicación concebible: el objeto era una pieza de tecnología avanzada creada por una civilización alienígena distante.

No obstante, la comunidad científica rebatió la hipótesis de un origen artificial para Oumuamua, al sostener que fenómenos naturales pueden explicar su extraño comportamiento.

Ante esas posiciones, Loeb dijo, en declaraciones a New York Post: “algunas personas no quieren discutir la posibilidad de que existan otras civilizaciones porque piensan que somos especiales y únicos. Sin embargo, este descubrimiento podría redefinir el lugar que ocupamos en el universo”.

La teoría de Loeb es considerada “controvertida” y pocos científicos comparten (o se animan) a opinar sobre las polémicas ideas del astrónomo sobre el misterioso objeto interestelar.

¿Asteroide, cometa o nave espacial?

Su forma estirada similar a la de un cigarro puro, su luminosidad variable o el hecho de que no deje a su paso un rastro de gas o polvo, son algunas de las características de este misterioso objeto que han levantado las sospechas del reputado astrónomo israelí de que no estamos ante un asteroide o cometa.

“Una vez que me di cuenta de que el objeto se está moviendo de forma diferente a la esperada, entonces la pregunta es qué le da el empujón extra”, argumentaba Loeb.

Michael Kueppers, científico de la Agencia Espacial Europea (ESA) asegura que la falta de datos no permite apoyar la teoría de Loeb de que el objeto es tecnología alienígena. Su misteriosa morfología podría explicarse por su procedencia interestelar «la composición de un objeto de fuera del sistema solar puede ser diferente de un cometa del sistema solar».

En la entrevista de 2019 de la revista New Yorker, Loeb hipotetizaba con que Oumuamua fuera un mensaje del pasado, y que la civilización que habría enviado la nave espacial ya no existiera.

“Nosotros mismos enviamos la Voyager I y la Voyager II”, argumenta.

Entonces decía que el Oumuamua le hacía pensar a sus paseos por la orilla de la playa con su hija. Normalmente encontraban conchas marinas arrastradas por las mareas y algunas veces, objetos de origen artificial.

El Oumuamua “podría ser un mensaje en una botella, y deberíamos tener la mente abierta”, concluía.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba